22 febrero, 2024

¿Cenaste demasiado? Libérate de la acidez estomacal con estos consejos

0
como evitar la acidez estomacal

A todos nos ha sucedido alguna vez. Cenamos demasiado, nos pasamos de la mano con los tacos o las tortas y ¡zas! La acidez estomacal, agruras e indigestión se hacen presentes. Pues bien, libérate de ellas con estos consejos, tenemos para ti.

La acidez es un problema muy común que provoca una sensación ardiente y dolorosa en el esófago, y que se produce cuando la comida pasa a través del esófago para llegar al estómago. Al entrar a este, se cierra un músculo en forma de anillo (llamado esfínter esofágico inferior), que actúa como una compuerta para evitar el regreso de los alimentos. Cuando el esfínter no cierra correctamente, la comida y los ácidos del estómago suben por el esófago, produciendo un ardor en la parte baja del pecho, y sube a la boca un sabor a ácido o amargo.

¿Qué provoca la acidez estomacal?

  • Comer grandes cantidades de alimento.
  • Consumo excesivo de irritantes y grasas.
  • Problemas de sobrepeso.
  • Acostarse inmediatamente después de comer.
  • Usar ropa muy ajustada en la parte del estómago.
  • La presencia de la bacteria helicobacter pylori, la cual promueve enfermedades como gastritis, úlceras y el cáncer gástrico.
  • La ingestión de ciertos alimentos y medicamentos como café, alcohol, picante, azúcar, chocolate, frutas cítricas y analgésicos.
  • El embarazo.

Alimentos que provocan acidez estomacal

La alimentación es relevante para controlar la acidez; por ejemplo, es mejor evitar la combinación de ciertos alimentos como:

  • Alimentos ricos en grasas con helados.
  • Carnes con frutas.
  • Almidones (como arroz) con fruta.

como evitar la acidez estomacal

Consejos para evitar la acidez estomacal

  • Ingiere pocas cantidades de alimentos varias veces al día: desayuno, colación a media mañana, comida, colación por la tarde y merienda.
  • No consumas alimentos muy calientes ni muy fríos, sino templados.
  • Come las frutas y verduras peladas y sin semillas.
  • Prefiere las carnes blancas que las rojas, porque son más fáciles de digerir.
  • No abuses de los condimentos ni de los dulces.
  • Disminuye el consumo de leche, ya que estimula la secreción de ácido gástrico.
  • Haz ejercicio para ayudar a tu organismo a controlar los trastornos gástricos.

Evitando el problema

Para evitar la acidez, pon en práctica las siguientes recomendaciones:

  • Ante la primera señal de acidez, bebe un vaso con agua.
  • Es recomendable comer, pero hay que hacerlo despacio.
  • Mastica bien y consume verduras crudas en abundancia.
  • Evita ingerir alimentos tres horas antes de dormir.
  • Procura comer siguiendo tus horarios establecidos.
  • Evita situaciones de estrés en la medida de lo posible.
  • No bebas refrescos con demasiada frecuencia.
  • Aunque hay una gran variedad de antiácidos de libre venta, evita automedicarte.
  • recetas tradicionales de Guanajuato

Antiácidos y sus variedades

Los antiácidos son productos que ayudan a disminuir el ardor del estómago, la sensación ácida y la indigestión con acidez, ya que neutralizan la sustancia que produce dichas molestias: el ácido clorhídrico. Los hay de dos tipos:

Sistémicos y no sistémicos

Los antiácidos sistémicos están compuestos por bicarbonato sódico (tal vez éste sea el antiácido más consumido). El efecto que produce al entrar en contacto con los ácidos es absorber una parte de estos para neutralizarlos, lo cual ocurre de forma rápida. Cabe aclarar que su efecto es de corta duración y después podría producirse una acidez mayor. Para que tenga el efecto deseado debe tomarse durante las tres horas posteriores a las comidas y antes de acostarse.

Al consumirlos durante largos periodos pueden ocasionar ciertos efectos secundarios como afecciones de riñón y la elevación de la presión arterial (por las sales que contiene).

Los antiácidos no sistémicos están compuestos por sales de aluminio, calcio y magnesio; al tomarlos forman una mezcla que no se absorbe y son de acción más lenta y prolongada que el bicarbonato sódico. Las sales de calcio son igual de potentes que las de bicarbonato, por lo que hay que evitar su consumo prolongado. En el caso de las sales de aluminio y magnesio son menos fuertes, pero tienen un efecto más duradero y se pueden emplear durante periodos prolongados. Hay que tomarlos una hora después de las comidas. En algunos casos generan efectos secundarios: estreñimiento, diarrea, sed o calambres en el estómago.

Con esta información en tus manos podrás prevenir el fuego interno que provoca la acidez estomacal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *