22 febrero, 2024

¿Fan del pulque? Entonces tienes que probar el delicioso caldo de bote

0
caldo de bote estilo mazamitla receta

El famoso Caldo de Bote, también conocido simplemente como “Bote”, representa un plato tradicional arraigado en el encantador Pueblo Mágico de Mazamitla, en Jalisco. Si tienes pensado viajar por aquellas latitudes es obligatorio hace una escala en este lugar para probar esta delicia cuyo ingrediente principal es el pulque.

Para adentrarnos en los detalles de este apetitoso manjar, es esencial explorar su historia, receta y elementos curiosos que lo rodean.

Pero ¿Qué es el caldo de bote?

Siguiendo la pauta de otros icónicos platillos de la cocina mexicana, el caldo de bote toma su nombre del recipiente en el cual se cocina. Esta deliciosa creación consiste principalmente en un caldo enriquecido con pollo, carne de res y cerdo, junto con cebolla, calabacitas, col, zanahoria, chayote, elotes, papas, jitomate y chiles serranos.

recetas tradicionales de Jalisco

Aromas adicionales pueden derivar del ajo, el chipotle, hojas de laurel, orégano fresco, chile de árbol y especias como clavos de olor y pimienta. No obstante, el protagonista indiscutible es el pulque, que se usa en lugar del agua.

El origen de este platillo

Diversas narraciones compiten por revelar el auténtico origen de este platillo tradicional de Jalisco, si bien una de las historias más arraigadas y aceptadas por la comunidad jalisciense relata que hace muchos años, una pareja originaria de Mazamitla se encontraba en pleno día laboral en el campo. Ante la hora de la comida, el deseo de disfrutar de un caldo surgió, pero a pesar de contar con los ingredientes necesarios, el elemento vital faltaba: el agua.

Considerando el valor del tiempo, la improvisación fue necesaria, y en lugar de emplear agua, optaron por el pulque. De esta manera, se forjó el inicio de este asombroso platillo que a lo largo de generaciones ha sabido conquistar los paladares y estómagos de tanto lugareños como visitantes nacionales e internacionales.

A los conocedores les agrada servir el caldo de bote bien caliente en tazones de barro o cerámica, complementado con cebolla y cilantro picado, mitades de limón y tortillas de comal recién elaboradas. Por ende, aun si no se es un admirador del pulque, vale la pena aventurarse a degustar esta delicia culinaria originaria de Jalisco, ya que es casi seguro que su sabor resultará irresistible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *