29 febrero, 2024

Siete platillos deliciosos y poco conocidos que debes probar en tu próximo viaje a Jalisco

0
platillos

Ya lo hemos mencionado en innumerables ocasiones. Todos los estados de la República Mexicana cuentan con una deliciosa gastronomía. Platillos capaces de satisfacer los paladares más exigentes. Jalisco no es ajeno a ello y aunque muchos conoces algunos de sus platillos más reconocidos como las tortas ahogadas y la birria, hay algunos otros manjares que probablemente no conocías.

Veamos cuáles son.

Sopitos

platillos tradicionales de jalisco

Se trata de un platillo tradicional de Sayula y Amacueca y son, como su nombre lo sugiere, pequeños sopes hechos a mano con masa de maíz que se fríen hasta quedar ligeramente dorados. Los sopitos tradicionales de Sayula se sirven con picadillo de carne de res, zanahoria y calabaza cocidos y sazonados con sal y laurel. Posteriormente se les adereza con queso rallado o desmenuzado, col picada, rábanos y salsita de jitomate cocida con orégano. Claro que en gustos se rompen géneros y también hay algunos lugares donde se preparan con frijoles, pollo, carne, queso y otros ingredientes.

Birria de carpa

La birria de carpa es tradicional de Jamay y su ingrediente principal es el conocido pescado. Su preparación es similar a la birria de chivo o de res, es decir, la carpa se cocina en el caldo con adobo, con toque de chilacate, jengibre, ajo y jitomate y se cocina lentamente hasta que la carne adquiere una textura tierna y jugosa. Regularmente la birria de carpa se sirve en tacos, tortas o bien en el tradicional plato hondo con cilantro y cebolla, orégano, tortillas recién hechas, acompañada de salsas picante.

Bote

El Bote es uno de los platillos tradicionales de Mazamitla y se prepara con carnes de cerdo, pollo y res; chile ancho y pasilla, especias y vegetales como calabaza, chayote, elote, papa y zanahoria. Todo ello es cocido en pulque. Un platillo que, de acuerdo con quienes lo han probado, es simplemente delicioso gracias a su ligero toque ahumado.

Tamal colado

Los tamales colados son tradicionales de Tapalpa y se prepara con una masa de maíz que logra su consistencia a través de su proceso de elaboración en donde se cuece el maíz, se deja secar y se muele hasta dejar un polvo que se disuelve en agua, enseguida se cuela con un utensilio especial y se hierve con un poco de manteca hasta lograr una mezcla espesa que con el paso de los minutos se convierte en una masa de textura suave. Esta masa se expande en una hoja de maíz y se rellena con ingredientes tradicionales como carne de cerdo, pollo, chiles y especias.

En el Pueblo Mágico de Tapalpa se consume una variedad de tamal colado dulce que lleva un poco de leche condensada, clavos de olor, canela, nueces picadas y una pizca de sal.

Caldo michi

caldo michi

El caldo michi es uno de los platillos tradicionales de Jalisco y su nombre proviene del vocablo náhuatl “michin” que significa pescado. El calco michi se prepara regularmente con pescado de agua dulce – generalmente bagre –.

El guiso se prepara con el jugo del pescado que se crea al cocerse, verduras frescas como calabacita, zanahoria, cebolla, col, jitomate, chayote, papa y tomate verde; que se sofríen antes de integrarse y por último es servido con cilantro, orégano y chiles en vinagre.

Mole de nuez

Si alguna vez visitas Amacueca, Jalisco, no dejes de probar su tradicional mole de nuez, que combina una deliciosa variedad de ingredientes como nueces, chiles, especias y chocolate para crear una salsa espesa y sabrosa que se sirve sobre carne de pollo o cerdo.

Trompadas de leche quemada

En Chiquilistlán, Jalisco, tendrás la oportunidad probar las trompadas de leche quemada. Pequeñas bolas de masa frita, bañadas en una rica salsa de leche quemada, que les otorga un sabor caramelizado y una textura suave y cremosa.

Te puede interesar: Torta ahogada de camarón, receta para hacer este platillo ideal para Cuaresma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *