29 febrero, 2024

Receta para hacer buñuelos crujientes y deliciosos

0
receta para hacer buñuelos

No hay duda de que, en esta época invernal, ya sea por la mañana o por la noche se antoja algo calientito, como un cafecito, un atole o tal vez un chocolate. Si ya no quieres acompañarlo de pan dulce, ¿por qué no acompañarlo de unos buñuelos crujientes y deliciosos?

Aquí te damos la receta.

El origen de los buñuelos data de la época de los egipcios

recetas de postres mexicanos

De acuerdo con el sitio web de la Secretaría de Gobernación, el origen de los buñuelos se remonta a unos dos mil años en países como Turquía, Marruecos o Egipto, donde se comían bolitas hechas de masa frita con miel. Esta combinación llegó de alguna forma a España y se transformó en los buñuelos de viento. Luego, durante la época de la invasión de los españoles, la receta llegó a México.

A diferencia de los buñuelos de viento, que son bolas de masa de harina de trigo, manteca y huevos, rellenos con dulces de crema, chocolate o crema chantilly; los buñuelos en nuestro país llegaron solo con la base de la masa frita, similar a una tortilla.

Se sabe que los primeros lugares donde se prepararon los buñuelos fueron en los conventos, incluso, de acuerdo con la Secretaría de Agricultura del gobierno mexicano, existe un recetario escrito por Sor Juana Inés de la Cruz, donde incluye varias recetas sobre especialidades de la cocina conventual del virreinato.

En el recetario de Sor Juana Inés de la Cruz aparecen tres recetas de buñuelos, a los cuales la Décima Musa los llamaba Puñuelos o Pañuelos -porque ella explica- que a la masa se le aplasta con los puños y al estirarse queda como una tela fina, similar a los pañuelos.

receta para hacer buñuelos

Un postre nacional

En la actualidad, los buñuelos se preparan con una mezcla de harina de trigo, huevo, agua, sal y manteca de cerdo, que se deja reposar, se estira y se moldea. Después se fríe y se espolvorea con azúcar, o se baña con miel de abeja o piloncillo.

Los buñuelos se preparan en todo México, aunque con algunas ligeras variaciones. En Baja California Sur, por ejemplo, se preparan con miel de piloncillo y guayaba, en Chihuahua se comen con queso, en Oaxaca se espolvorean con azúcar roja, en Chiapas tienen un fuerte sabor a naranja, en Jalisco se hacen de cuajada y en forma de rosca; en Tabasco y el sur de Veracruz, se le llaman torrejas, y se distinguen por ser de forma rectangular.

Ingredientes

½ kilo de harina de trigo

½ kilo de manteca de cerdo,

Canela y azúcar molida al gusto

Una lata de refresco de cola

Aceite

Modo de preparación

En un recipiente se mezcla con cuidado azúcar, harina, manteca y si gustas, media cucharadita de vainilla. Poco a poco ve agregando el refresco de cola hasta crear una masa consistente.

Posteriormente, haz bolitas de masa y aplánalas hasta darle la forma tortilla. Si gustas, en este paso puedes usar un rodillo. Acto seguido introduce con mucho cuidado cada buñuelo en el aceite, de preferencia utiliza un perol u olla profunda.

Una vez que estén bien doraditos, extrae los buñuelos con ayuda de unas pinzas de panadería, colócalos sobre un traste con orificios para que escurran bien, posteriormente pásalos a una charola y espolvoréalos con azúcar y canela. También puedes usar almíbar o la tradicional miel hecha con piloncillo.

¡A disfrutarlos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *