22 febrero, 2024

Siete deliciosos platillos regionales que debes probar si viajas a Tlaxcala

0
Tlaxcala

Memela de chicharrón

Tlaxcala es uno de los estados más bellos del país que se encuentra muy cerca de CDMX Y, al igual que otros estados de nuestra bella República Mexicana cuenta con una gran tradición culinaria.

Tlaxcala, a diferencia de otros estados carece de selvas, grandes bosques o caudalosos ríos, pero ello no ha sido impedimento para que sus habitantes les hayan sacado jugo a los productos naturales de esta bella región.

Antes de la llegada de los soldados y los frailes europeos, en la región de Tlaxcala ya se aprovechaban los productos nacidos de la tierra como el maíz –que dio nombre a esta tierra en su raíz nahua–, frijol, jitomate, chile, haba o los nopales.

De esta forma, cuando los originarios del Viejo Continente llegaron a esta región con borregos, cerdos, cabras, gallinas, además de las especias orientales, como ajos y cebollas, en Tlaxcala inició el mestizaje gastronómico que ha trascendido hasta nuestros días, en forma de deliciosos platillos que a todos nos encantan.

Lo mejor de todo es que aún hoy en día es posible degustar en Tlaxcala platillos que se degustaban hace muchos años, como los gusanos de maguey, el pulque e incluso la hueva de la hormiga chicatana o arriera (escamoles), que se pueden comer durante todo el año.

platillos tradicionales de mexico

Las delicias culinarias que debes probar si viajas a Tlaxcala

Cualquier fin de semana puedes aprovechar para viajar hasta este estado de la República Mexicana donde podrás deleitarte con deliciosos platillos, como:

El pollo Tocatlán, creado en la población de ese nombre y que es, básicamente piezas de pollo envueltas en hojas de mixiote acompañada con hoja santa o de aguacate, manteca y vegetales de la milpa.

Sopa espesa, también conocida como Tlatlapas, cuya base es el frijol tostado, molido y frito en manteca, al que se le añade chipotle, epazote y nopales. ¡Una verdadera delicia culinaria de Tlaxcala!

platillos tradicionales de mexico

Tacos de canasta. Aunque varios estados de la República Mexicana se adjudican su paternidad, investigaciones afirman que los universales tacos de canasta o tacos sudados fueron creados en San Vicente Xiloxochitla, una población localizada a sólo media hora de la capital del estado.

En ese lugar, desde la década de los setenta, todas las mañanas un camión llevaba a vendedores, sus bicicletas y sus canastas de tacos a distribuirlos por diversos puntos de la Ciudad de México. Por la tarde, con las canastas vacías, esos vendedores regresaban a su punto de origen.

Mole Prieto: Un platillo delicioso y lleno de historia que regularmente se consume en las fiestas patronales de Santa María Ixtulco, Santa Ana Chiautempan y Contla.

Texmole: si viajas a este estado vecino de Puebla debes probar este producto, similar al mole pero de consistencia más espesa, debido a que es cocinado con masa de maíz y elotes. Lleva, además, trozos de carne, verduras y tubérculos.

Tlaxcala
Memela de chicharrón

Otras deliciosas que debes probar

Huaxmole tlaxcalteca, una variante del conocido mole de caderas, pero algo más minimalista.

Tamales tlaxcaltecas: a diferencia de los tamales que regularmente consumimos, los que se cocinan en Tlaxcala llevan relleno de pescado (carpa), charales o mojarras provenientes de criaderos cercanos.

Además, en esta región del oriente de México podrás deleitar el paladar con otras delicias, hechas con la sazón de este estado, como, por ejemplo, los tlacoyos, las memelas de chicharrón, sopas de nopales y de haba, el pipián rojo y verde con pollo o cerdo e incluso pato.

Tlaxcala

Posiblemente no sepas que la carne de res no figura como ingrediente predominante en la cocina tradicional de Tlaxcala. ¿El motivo? Se dice que en tiempos de la Conquista los señores tlaxcaltecas solicitaron a la Corona española que prohibiera el paso de ganado mayor por sus regiones, debido a que los rumiantes estropeaban y comían los cultivos y las milpas.

Si después de una deliciosa comida, deseas algo para apaciguar el estómago, te recomendamos un verde Tlaxcala –especie de mojito con aguamiel–, o un atole de frutas.

Desde luego que no faltan los tradicionales dulces de esta región, como las alegrías de amaranto, los dulces de pepita de calabaza o las palanquetas de cacahuate, entre otros.

Te puede interesar: 12 cosas que no conocías de Little Caesars, los líderes del servicio Hot-N-Ready

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *